Guerreros del Metal

Subscribete a este Blog

sábado, 25 de febrero de 2012

[Poesia] Mar...






Tú quieres más al Mar,
Me dijo la pitonisa
yo le dije, con mucho dolor
Es verdad
Que me parta un rayo,
Si le miento!
Ahí mi voz ya se quebró.
Siento que…
Ya no hay nada que hacer...
Pero ¿como olvidarte Mar
y adentrarme en la montaña?
Detesto las montañas
No soy un Samurai
Un Marino soy
Solo te amo Mar
Mi cálido y siempre húmedo Mar
Siempre he vivido
Cerca de ti Mar
Mar... a lo lejos escucho tus olas...
Como extraño estar más cerca de tu costa...
Oler y sentir tu brisa marina... Mar
Ahora dime Mar,
Bajo la luz de la Luna
... ¿Porque se te hizo tan fácil
Decir que es el hombre de tu vida,
Si apenas le conoces?
Por que lo sé,
Siempre lo supe
No me engañaste
Más me conoces a mí
Y yo a ti…
Y no, no, no, no,
No lo conociste a hace un siglo
Dirás que te espiaba
Pero el que al Mar ama
Presiente los peligros
Las trombas marinas
Los ataques corsarios
Además, te digo que el Mar
En su inmensidad
Es solo un charquito
En medio de una gran vastedad
Si, si estoy parafraseando
Esa vieja canción:
“Tristeza Marina”
Solo me falta la botella
Con la copa rota
Inevitable me es
Sabes que un marino como yo
La escucha con atención
No voy a pecar de maricon
Y te voy a parafrasear
La canción de José Luis Perales
Pero si te voy a indagar
¿Porque es él
“un hombre de verdad”
y no yo?
No tengo que demostrar mi hombría
No a estas alturas
Después de tantas tempestades
Y grandes batallas navales
Y si he llorado alguna vez,
Por dolor lo he hecho
Si los machos no lloran
Te diré como El Chavo:
“Entonces coño,
Yo soy un macho llorón!”
Mas me preocupo
¿Si solo es un bucanero
Que quiere hurtar tus perlas?
¿Tan rápido confiaste en él?
Yo siempre estuve a tu orilla
Aguanté todos tus vendavales
Permití que tu brizna me mojara,
…Cuando llorabas
Cuando arremetías en las rocas
Es duro, muy duro aceptarlo
Yo me acuerdo
De ese camisón,
O de aquel sweater
Ni decir aquella boina roja
Que te hacía ver como
Marinerita francesa
Que linda Mar
Mar… Mar… Mar…
Recuerdo tu mirar
Tu sonrisa, tu alegría
A veces fingida si
Pero hermosa, sublime
Siempre escuchare
En mis recuerdos
Esa linda voz
Como una obsesión
Una voz de Mar caribeña
Mar… Mar… Ay, Mar…
Me hundiste Mar…
Mar... me dejaste en la orilla,
Después de haber nadado tanto…
Prisionero de mi destino
Prefiero zozobrar.




No hay comentarios:

Entradas populares